VIOLENCIA DE GENERO: Un asunto de tod@s

La importancia de visibilizar el problema a través de la prevención primaria.

Hoy día la expresión Violencia de Género ha entrado en el lenguaje común. La sociedad se está implicando más en la lucha de las mujeres contra la desigualdad entre sexos que cada año siembra víctimas en todo el mundo y se ha reconocido como una de las más habituales violaciones de los derechos humanos.

Hablamos de desigualdades que se perpetúan en el entorno donde las mujeres se mueven, desde el hogar, las escuelas, los puestos de trabajo, etc., de todas aquellas diferencias tan marcadas que permiten al hombre seguir posicionándose en un rol dominante amparándose a las fuertes raíces de una sociedad alimentada de una cultura androcéntrica que mantiene su fortaleza en el sistema ideológico patriarcal que nuestras generaciones han asimilado en la historia y que siguen vigentes.

El rol de la mujer subordinado a todo lo que rodea la dimensión hombre, que se sigue reconociendo como la parte que tiene más poder, produce y es proveedor principal del sistema familiar, situación que mantiene la mujer encorsetada a funciones limitadoras y cerradas de sujeto apto al cuidado y a la reproducción, cortándole de esta forma las alas para su crecimiento personal y desarrollo de sus potenciales.

En el 2004 en España se ha introducido Ley Orgánica 1/2004 para poder hacer frente de forma activa a la terrible lacra social de la violencia de género. La introducción de esta ley ha sido un verdadero éxito para nuestro país y se ha convertido en un punto de referencia para otros países que han querido introducirla en su sistema legislativo. Pero de esa ley son varios los puntos aún pendientes a desarrollar, y, desde este espacio hacer hincapié en la prevención primaria que hace referencia a las actuaciones educativas orientadas al respeto, la igualdad, la no tolerancia y la no-violencia en el seno de la familia, de la escuela, de las empresas y en todas las áreas que implican establecer relaciones con el próximo. Esta prevención otorgaría la promoción de una cultura igualitaria entre géneros y clases a través de la sensibilización que es fundamental para dar a conocer la existencia del problema y, por tanto, facilitar nuevas herramientas para que se pueda evitar

Para combatir la violencia en todas sus facetas es necesario conocerla. Convertir el conocimiento en una herramienta fundamental para que la sensibilización y capacidad de identificación de la misma se hagan reales y a la portada de todas las personas. Solo entonces, la comunidad va a poder actuar activamente sobre ella a través de la prevención e intervención cuando sea necesario.

Queda mucho camino para entender, aprender de una forma global lo que es necesario y fundamental en esta lucha. Es necesario ampliar horizontes para poder tener una perspectiva que en lo cotidiano y en el futuro nos permitan recolectar las herramientas necesarias, los conocimientos, para podernos convertir en alguien que pueda contribuir en la trasmisión de los valores que generan una educación en la igualdad, el respeto, resumiendo el todo en la necesaria redefinición de un modelo de educación en la no-violencia, en el no machismo y tolerancia cero en todos los sectores en los que nos movemos.

¿Y desde las empresas que se puede hacer?

Visibilizar la situación de las mujeres que se encuentran atrapadas en un sistema no igualitario, potenciar la lucha facilitando la información sobre el problema a los y las trabajadoras, fomentar la educación en igualdad y centrar las fuerzas hacía un objetivo común de convivencia igualitaria en los que es necesario arrebatar todos esos valores que pertenecen a un sistema patriarcal que se queda obsoleto.

¿Qué puede aportar una empresa para eliminar esta violencia?

Crear espacios para sus trabajadores y trabajadoras en los que se pueda a través del conocimiento facilitar:

  • Un espacio de reflexión,

  • Herramientas que permitan a la persona actuar, apoyar y gestionar una situación en la que se ha identificado una situación de emergencia, tanto dentro como fuera de la empresa.

  • Habilidades para aprender a educar en igualdad.

¿TE APUNTAS a crear este espacio y ser parte de la solución?

Stefania Olianas

Psicóloga general Sanitaria

M-23907